Autor Tema: Implicación del Estado dentro de las convicciones religiosas  (Leído 115 veces)

MOD-Lara-1

  • MODERADOR COMISIÓN 1
  • Newbie
  • ***
  • Mensajes: 8
Buenos días,

Tratando el tema propuesto por María
Buenas tardes.
Un punto del que deberíamos debatir es el desafío al que se enfrentan los médicos al tratar a un testigo de Jehová.
Los miembros que pertenecen a esta religión tienen profundas convicciones religiosas en contra de aceptar sangre, en las transfusiones, por lo que ponen sus vidas en peligro.
Un ejemplo es la muerte de un hombre (testigo de Jehová) de 57 años que murió ya que su esposa se negó a que se realizaran una transferencia de sangre por motivos religiosos.
Considero importante tratar la implicación de los Estados Miembros de la UE hacia las religiones individuales.
¿Cuál creéis que es la mejor forma de los Estados de implicarse en la religión individual o de colectivos? ¿Debería ser confesional, aconfesional o laico? ¿Debería ser una decisión unánime dentro de la UE o se debería permitir que cada país miembro decidiera por su cuenta, como hace ahora?

A continuación os dejo un documento que trata estas cuestiones, para que podáis empezar a informaros y sacar conclusiones.

Un saludo,

Lara Gutman

MOD-Lara-1

  • MODERADOR COMISIÓN 1
  • Newbie
  • ***
  • Mensajes: 8
Re:Implicación del Estado dentro de las convicciones religiosas
« Respuesta #1 en: Julio 10, 2017, 02:23:28 pm »
Añadiendo la primera cuestión de Annais

Buenos días a todos,

Me parecen unas ideas muy interesante para incluir en nuestro debate las dos propuestas de María y Juan Carlos. Otros puntos de los que deberíamos debatir son más de opinión personal pero os los dejo aquí.

1) No hay ninguna duda que las generaciones de hoy en día, o sea, nuestras generaciones, son cada vez más laicas o están totalmente desinteresadas en la religión mientras que la generación de los años 40, 50, 60 o 70 desde pequeños les han inculcado los valores de la religión. ¿A qué se debe este cambio de mentalidad? ¿Qué hace que los jóvenes de hoy en día hayan perdido este interés en seguir una religión?

2) En algunos países, la blasfemia (Palabra o expresión injuriosa que se dice contra Dios o las cosas sagradas), no es un delito sino que está considerada una forma de libertad de expresión. En otros, como el Reino Unido o Pakistán la blasfemia es delito y algunos otros llegan a la pena de muerte.
¿Hasta qué punto se debe considerar delito o libertad de expresión?

Espero haber sido de ayuda,

Un saludo,

Annais Soriano

Os quiero plantear una duda que me ha surgido relacionada con ello:
Actualmente, y como sabréis, las escuelas están dejando de tener la asignatura de religión como una opción obligatoria, y en su lugar lo han cambiado por otras disciplinas como Ética.
Esto se debe - entre otras razones - a la aparición de una mayor población musulmana o judía, la cual creó controversia, objetando que el tratar la religión cristiana dentro de las escuelas podía provocar rechazos hacia aquellos que no formaban parte de esa religión.
Entonces, si no es posible añadir esta asignatura por lo mencionado anteriormente, ¿qué debería hacer el Ministerio de Educación de cada país, si tuviera que hacer algo, para añadir conocimientos religiosos dentro de las escuelas e institutos?
« Última modificación: Julio 10, 2017, 02:25:28 pm por MOD-Lara-1 »

24005193-1-María-67

  • DELEGADO COMISIÓN 1
  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 3
Re:Implicación del Estado dentro de las convicciones religiosas
« Respuesta #2 en: Julio 16, 2017, 01:11:02 pm »
Buenos días.
En respuesta a tus preguntas, en mi opinión, la mejor forma de los Estados de implicarse en las religiones es, en primer lugar, protegiendo el derecho de libertad religiosa para todos los ciudadanos, grupos religiosos, etc.
Los Estados tampoco pueden censurar, prohibir o imponer una religión o creencia a una conciencia individual.
Además, en caso de disputa los Estados deben propiciar un clima de paz, entablar un diálogo y emplear medidas nacionales e internacionales de prevención del conflicto para resolver el problema.

24005193-1-María-67

  • DELEGADO COMISIÓN 1
  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 3
Re:Implicación del Estado dentro de las convicciones religiosas
« Respuesta #3 en: Julio 16, 2017, 01:34:19 pm »
En cuanto a la segunda pregunta, según el diccionario un Estado confesional, es aquel que se adhiere a una religión específica, llamada religión oficial.
El que el Estado reconozca una religión oficial, no significa que otras religiones no se permitan practicar con libertad. Un ejemplo de Estado Confesional es Inglaterra, la religión oficial en este país es el cristianismo anglicano institucionalizado por la Iglesia de Inglaterra.
En cambio un Estado aconfesional, es aquel que no se adhiere y no reconoce como oficial ninguna religión en concreto. Como por ejemplo en Paraguay, en la que ninguna religión tiene carácter nacional.
Por otro lado un Estado laico es aquel que es neutral en materia de religión por lo que no ejerce apoyo ni oposición explícita o implícita a ninguna organización religiosa.
A continuación os dejo un mapa en el que podéis ver:
En ROJO: Los países con Estados convencionales
En AZUL: Los países con Estados aconfesionales y laicos.

17001863-1-Annais-53

  • DELEGADO COMISIÓN 1 (CATALUÑA)
  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 3
Re:Implicación del Estado dentro de las convicciones religiosas
« Respuesta #4 en: Hoy a las 06:42:30 pm »
Buenos días,
Respondiendo a la primera pregunta, he estado buscando y me encontrado con la "ley" llibertad de culto o libertad religiosa. ¿Qué es? Pues es un derecho fundamental que se refiere a la opción de cada ser humano de elegir libremente su religión, de no elegir ninguna (laico), o de no creer o validar la existencia de un Dios (ateísmo y agnosticismo) y ejercer dicha creencia públicamente, sin ser víctima de opresión, discriminación o intento de cambiarla a la fuerza. Dicho esto, no podemos pretender que el Estado censure o imponga una religión a un individuo. Y además, no creo que hayan religiones malas y buenas, simplemente que los abusos nunca son buenos; pero esto es otra parte.

Gracias,

Annais